Volver a empezar

Una de las grandes lecciones que el deporte nos enseña, es la normalidad con que se enfrenta el volver a empezar una y otra vez sin importar el resultado, razón que obliga a que el atleta esté constantemente reinventándose para aprender de fracasos constructivos hasta lograr la victoria en su disciplina. Siempre con la certeza, de que una vez alcanzada la meta, tendrá que volver a empezar a trabajar para enfrentar un próximo desafío.

Durante los últimos días, los amantes del deporte estamos deleitándonos con la serie “The Last Dance”, una especie de cátedra sobre todo lo esta detrás del éxito de una estrella como Michael Jordan. Manejo de conflictos con el equipo, diferencias con la gerencia de los Bulls, acuerdos y negociaciones con patrocinantes, enfrentar a los medios de comunicación, luchar cuerpo a cuerpo contra estrategias diseñadas solo para neutralizarlo, y aprender que cuando el torneo terminaba, perdiendo o ganando, iba a comenzar de nuevo, para continuar luchando por lo que él quería alcanzar.

Esta situación de volver a empezar, es natural en la vida, pero no necesariamente nos sentimos cómodos con esta realidad, incluyendo a los deportistas cuando les toca enfrentar la vida fuera del deporte.

La mayoría de los deportistas no piensa en la vida después del deporte, sino hasta que su retiro está cerca, lo cual debería enfrentarse con la misma resiliencia con con que enfrentaron numerosos desafíos como profesionales, solo que ahora con la incertidumbre extra, de tener que entrar en un terreno desconocido.

Esta situación que estamos viviendo a nivel mundial, ha sembrado en todos los atletas del mundo, uno de los mayores miedos que cualquier profesional puede enfrentar, ¿qué pasa si se acaba mi vida como deportista?

¿Que harán los deportistas que tenían planeado retirarse en estas olimpiadas, en su último torneo? ¿Como hace un profesional que tiene décadas en una empresa y se ve en la necesidad de salir a emprender?¿Como hace un emprendedor para aceptar que su proyecto ya no da para más y debe empezar de nuevo en otra idea? 

¿Cómo hacemos para aceptar que tenemos que empezar de nuevo?

Aceptar que de eso se trata la vida es un gran avance, de empezar de nuevo y volver a aprender.

¿Por qué nos cuesta tanto?

Por temor al fracaso, por temor a lo desconocido, por temor a salir de nuestra zona de confort, por temor a aceptar que no sabemos lo que tenemos que hacer, por esto y mucho más, sentimos miedo, miedo que nos paraliza y nos frena de continuar en un camino que es inminente, porque al final de la vida, habremos empezado una y mil veces sin darnos cuenta. Hasta que asimilemos que es en eso que nos negamos, donde transitamos a lo largo de los años.

¿Dónde está la diferencia entre Jordán con los jugadores promedio?

Que siempre estaba dispuesto a seguir aprendiendo, a comenzar tantas veces como fuese necesario, de la mano con un equipo de expertos dentro y fuera de la cancha. Michael Jordan es probablemente la Sports Property más importante del mundo, ya que luego de su retiro sigue facturando miles de millones de dólares a través de su imagen, gracias a que se rodeó de personas que lo asesoraron para hacer lo que tenía que hacer, fue un gran deportista dentro de la cancha y hoy es un admirable empresario fuera de ella. Durante su mejor momento como deportista, en paralelo estaba preparándose para cuando llegara el momento del inminente retiro. Solo así hoy puede tener la tranquilidad de haber hecho todo lo que estaba en sus manos para lograr el éxito como deportista, y sobre esa imagen, construir el futuro del que hoy disfruta.

¿Que nos enseña el golf?

En el golf sencillamente se trata de volver a empezar decenas de veces por partida. Desde el tee de salida venimos cargados de emociones, estamos seguros de que esta vez sí vamos a lograr hacer nuestra ronda más baja, luego, en el camino nos encontramos con que tenemos que recuperar error tras error, sin caer en la derrota,  porque sabemos que podemos volver a comenzar en el próximo golpe, como en la vida, que siempre nos tiene una próxima oportunidad.

Volviendo al ejemplo de Michael Jordan, quien declaró que juega 36 hoyos por día, ¿por qué el golf?

Porque es una de las disciplinas más desafiantes para quienes les gusta la competencia, porque no existe en él la perfección, todos los golpes son distintos, no importa las veces que los repitamos, jamás serán iguales, y así día tras día vamos a las canchas a retarnos y a iniciar nuevos caminos, a continuar aprendiendo, siempre buscando un mejor resultado y volviendo a empezar eternamente mientras gocemos de salud y vida!

Hoy me despido deseándoles mucha salud en sus vidas, birdie en las canchas y éxitos en sus negocios.

@lmsportsbiz

Trabajemos Juntos

Salir de la zona de confort puede ser de las experiencias más desagradables que hay en la vida, también lo fue caernos de la bicicleta, vivir una derrota en el deporte o el fracaso de un proyecto, experiencias que nos sirvieron como fracasos constructivos para ser quien hoy somos.

Si quieres comenzar un nuevo desafío, escríbeme.

 

2020-05-11T12:31:03+00:00

Leave A Comment